INTERNADO OBEKI

El Colegio Nuestra Señora del Puy tiene el privilegio de poder contar con el único internado que en la actualidad existe en Navarra. El centro dispone de unas instalaciones ubicadas en el edificio Obeki para que parte de su alumnado encuentre su hogar entre estas paredes.

Las necesidades y vocación de los internados han cambiado con el paso del tiempo, dado que la exclusiva función educativa del pasado se ha tornado ahora en una necesidad social. El internado surgió como demanda del alumnado venido de los pueblos de la comarca. Sin embargo, a día de hoy, gracias al transporte escolar y construcción de otros institutos, este servicio queda cubierto. Por este motivo, el internado Obeki encierra, en la actualidad, una labor educativa integral.

El contacto con Servicios Sociales y con las familias es fundamental para poder, aunando todas las fuerzas, conseguir que las chicas y chicos conviertan el Obeki en su hogar.


Rutina del internado

Las alumnas y alumnos de la residencia acuden al centro entre semana, retornando a sus hogares familiares el fin de semana. La rutina planteada en la residencia Obeki comienza a las 07:30 de la mañana, cuando se levantan para prepararse y desayunar antes de acudir a sus clases. A las 14:30 comen, disfrutan de tiempo libre en las instalaciones y por la tarde cuentan con dos momentos de estudio tutelado, así como más tiempo libre. A las 20:30 se cena y a las 22:30 todas las alumnas y alumnos están en sus habitaciones, se apagan las luces y se procura silencio hasta las 07:30 del día siguiente.

Apoyo afectivo

Desde el punto de vista emocional, la necesidad de este tipo de modelos educativos es fundamental, por lo que la profesionalidad de las personas que atienden el internado es incuestionable.

Por otro lado, un entorno envidiable, con vistas a la ciudad de Estella-Lizarra, Montejurra y el Monasterio de Irache y el continuo contacto con la naturaleza convierten la residencia Obeki en un emplazamiento idóneo para vivir en comunidad y familia.

X