Actividades
abril 25, 2017

UN REPORTAJE SOBRE LA 3ª EDAD

UN REPORTAJE SOBRE LA 3ª EDAD

Paula Basterra, Sergio Díez, Laura Jiménez

Cuando se nos planteó la posibilidad de realizar un reportaje sobre la tercera edad, cada uno de nosotros pensó en sus abuelos o bisabuelos. Pero, a pesar de que nuestros abuelos puedan tener muchas vivencias que contar, consideramos que el componente emocional y el hecho de que no pudiera ser tomado desde un punto de vista objetivo, hacía necesario plantearse otras alternativas.


Así surgió la idea de contactar con el Servicio de Atención en Domicilio, de los Servicios Sociales. Ellos, no solo nos ayudaron enormemente a darle forma a esta idea, sino que nos facilitaron tremendamente el trabajo. Ayudan regularmente a ancianos que, por unas circunstancias u otras, no pueden valerse por sí mismos en sus rutinas diarias. Nuestra intención era conocer la labor de esta institución participando activamente en su trabajo, al mismo tiempo que conocíamos a algunos ancianos, sus historias particulares, sus circunstancias y sus personalidades.

El Servicio de Atención en Domicilio, que abarca los ayuntamientos de Estella, Morentin, Aberin y Muniáin, atiende actualemente a 45 ancianos. De esta tarea se encargan una trabajadora social, que atiende las peticiones y se ocupa de analizar cada caso concreto, y 5 trabajadoras familiares, que pasan por los diferentes domicilios para atender a todas estas personas mayores con sus diferentes necesidades.

Para conocer todos los casos concretos y poder estudiar desde diferentes puntos de vista cada situación, las trabajadoras sociales van rotándose en sus tareas semanalmente, es decir, cada siete días han de trabajar con grupos distintos de personas. De esta forma, cada cierto tiempo repiten con los mismos ancianos y así, también pueden ver su evolución.
Las profesionales nos advirtieron de que los comienzos suelen ser delicados, porque entrar en  la casa de una persona y formar parte de su intimidad no es tarea fácil, ni para quien quiere ayudar, ni para quien solicita la ayuda. “Sin embargo“, afirman, “al poco tiempo quedan muy satisfechos y responden de forma positiva“.

Tras conocer todo esto, se nos asignaron dos ancianos: a uno, Máximo, le haríamos una entrevista en la que nos contaría la historia de su vida; con el otro, Javier, daríamos un paseo un día a la semana, lo que nos permitiría conocerlo y disfrutar de su compañía.

ENTREVISTA A MÁXIMO

Máximo nació en Estella, Navarra. Vivió en varios lugares diferentes a lo largo de su vida: Rentería, Mallorca, Zaragoza… Pero él adora su Estella natal, no la cambiaría por nada. Pertenece a la primera promoción de hombres a los que en España se les otorgó la posibilidad de estudiar una carrera, hasta ese momento, destinada a mujeres: Enfermería. También ha sido amante del deporte, concretamente el fútbol. Fue jugador, directivo, ATS y presidente. Nada más y nada menos. Ha padecido durante gran parte de su vida una enfermedad que imposibilitaría a cualquiera: esclerosis múltiple. A cualquiera, pero no a él.
Ante nuestra pregunta de cuál es su opinión sobre los jóvenes de hoy en día y si nos considera muy diferentes a los de su época, Máximo nos responde, sorprendentemente, algo que quedará grabado en nuestras memorias precisamente porque es una verdad sencilla pero al mismo tiempo aplastante: “La época marca las pautas. Diferentes sí, pero en nuestra época también había de todo. Como ahora”.
Nos resulta apasionante escuchar a este héroe de su época y de su pequeño mundo cómo la práctica de enfermería fue con lo que más aprendió. Mucho más que con la teoría. La falta de medios les hacía agudizar el ingenio y salvar la vida de muchísimas personas, unas veces con una seguridad pasmosa y otras veces improvisando. Cuando nos cuenta cómo salvó la vida a la hija de un capitán de la guardia civil, lo hace con la misma humildad que nos cuenta que al diagnosticarle su enfermedad le dijeron que le quedaba un año de vida: “A mis amigos les dije que ninguno habría de ver mi esquela. Y mira, tengo ya 79 y aún estoy aquí”.
Se sintió como pez en el agua en un mundo de mujeres: “Voy a hacerme el chulo: me llamaban el listillo. Entonces estudiar una carrera era lo máximo”.
Su primer sueldo fue de 740 pesetas. Para él, todo un tesoro. Estaba de servicio 24 horas. Pero en ningún momento se queja. Le apasionaba su trabajo.
Enamorado de su pueblo pero hombre de mundo, nos da un consejo vital que él ha llevado a la práctica durante toda su vida: “Amóldate a lo que tienes y no te pases de listo”.
Cuando le preguntamos por los Servicios Sociales, la labor que desempeñan, nos cuenta que él está encantado con ellos: “…vienen a levantarme, me hacen la cama, me cambian las sábanas y me ayudan a asearme. Me apañan de maravilla. Me gustaría hacer todo eso yo, pero así es la vida. Hay que asumir con alegría las circunstancias”.

Nos consideramos unos privilegiados por haber entrevistado a Máximo. Con él hemos aprendido que no es necesario ir vestido de azul y rojo con una S marcada en el pecho para ser un súper héroe. Nosotros hemos conocido a uno de 79 años, que sufre esclerosis múltiple pero que tiene un alma tan grande que no le cabe en ese cuerpo ahora ya cansado. Admiramos a Máximo por esa capacidad extraordinaria de mirar al frente sin miedo, a pesar de que la vida te lo ponga tremendamente difícil. Él es una prueba viviente de que ser siempre positivo es algo posible, real y no solo pura teoría. Gracias, Máximo por compartir con nosotros unos momentos inolvidables y tremendamente enriquecedores.

PASEOS CON JAVIER

2017-04-13-PHOTO-00000343

Conocimos a Javier en su casa. Allí nos presentó a su mujer y desde allí salíamos a dar un paseo cada uno de los días que compartimos con él. Es un hombre encantador. Disfrutamos muchísimo escuchando la historia de su vida y sus anécdotas. Tanto, que uno de los días que habíamos quedado llovió y no fue posible salir. Decidimos llamarle, esperando que pudiera quedar con nosotros otro día. Y así fue. Nos explicaba lo importante que era para él salir a dar un paseo acompañado, porque no puede hacerlo solo, y que el hecho de que nosotros le acompañáramos le hacía feliz. Cuando escuchas a alguien contar esto, algo tan simple como pasear, que nosotros ni siquiera valoramos, cobra una importancia totalmente inesperada. Y solo podemos añadir que si a Javier le hacía feliz el mero hecho de dar un paseo, a nosotros nos hacía felices poder acompañarle y disfrutar de su conversación.


Para concluir este reportaje, quisiéramos agradecer a las dos personas mayores que han querido compartir su tiempo con nosotros: Máximo y Javier. Ha sido tremendamente enriquecedor. Nos sentimos realmente muy afortunados por haber participado en este pequeño proyecto.
También queremos destacar la admirable labor que Asistencia Social realiza diariamente con todas estas personas que necesitan tanto del calor humano, además de toda ayuda física o material que pueda prestárseles. Nuestro proyecto ha durado alrededor de dos meses y ha sido una experiencia increíble. Pero Servicios Sociales realiza esta labor día tras día. Por esto mismo, quede reflejada en a través de estas palabras, nuestra enorme admiración por todos ellos.
Queremos mencionar especialmente a Sergio Vázquez, que ha estado desde el primer día muy volcado no solo en ayudarnos, sino en conocernos personalmente a todos. Con él hemos aprendido que esto no es solamente un puñado buenas intenciones con las que prestamos un pequeño servicio a otro puñado de personas que lo necesitan. Sino que todos nosotros somos personas con historias y circunstancias muy concretas a las que merece la pena conocer de verdad.

Hasta aquí llega nuestra aventura en este pequeño proyecto que presentamos a Diario de Navarra. La propia experiencia ha sido el premio para nosotros. A pesar de que todos tenemos abuelos, la vida a veces pasa sin plantearnos lo importantes que son, no solo en nuestras vidas, sino para la sociedad. Cuánto tenemos que aprender de ellos. En otras culturas veneran y cuidan a sus mayores como si fueran tesoros y, en muchas ocasiones, nuestra cultura se olvida de ellos. Tremendo error. Hoy entendemos por qué.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RECIENTES

  • EXCURSIÓN DE 4ºESO A BASAULA
  • REPRESENTACIÓN TEATRAL DE LAS BIZARRÍAS DE BELISA
  • El Puy en la final del concurso Pangea
  • UN REPORTAJE SOBRE LA 3ª EDAD
  • UN REPORTAJE SOBRE LA 3ª EDAD
  • 1º BACHILLER VISITA EL SALÓN EUROPEO DEL ESTUDIANTE