Actividades
abril 1, 2019

Nueva edición de la Semana Solidaria

Nueva edición de la Semana Solidaria

COLEGIO DEL PUY

Ha dado comienzo ya una nueva edición de la Semana Solidaria. Este año para ayudar a la construcción de un sistema de aprovechamiento de agua pluvial, mediante su canalización, almacenamiento y filtración para dotar a la población de agua limpia en Kiongwani (Kenia).

Un sin fin de actividades con un único objetivo la solidaridad hacía los más necesitados.

A continuación, un breve resumen del proyecto:

Desde hace 12 años la ONG María Salus Infirmorum desarrolla proyectos de desarrollo en la población de Kiongwani con el objetivo de dotar al poblado de estructuras para que trabajen, desarrollen sus cualidades y progresen con su propio esfuerzo.
El salario medio es de 1000 Chelines al mes, (equivalente a unos 10€). La mayor parte de la población está en desempleo. Casi todos poseen pequeñas porciones de terreno que se esfuerzan en cultivar siendo el cultivo más frecuente es el maíz. Casi siempre los productos que siembran no dan cosecha por falta de agua.
La ausencia de agua potable, obliga a la población a desplazarse varios kilómetros donde obtienen agua de charcas que comparten con los animales y de calidad muy deficiente lo que provoca enfermedades en la población y especialmente en los niños.
Todos los habitantes de Kiongwani necesitan agua para vivir, para la higiene personal, usos domésticos y para las pequeñas huertas que poseen.
El proyecto que se presenta pretende aprovechar el agua pluvial, canalizando aquellos tejados del poblado, cuya construcción lo permita, para recoger el agua en cinco tanques de 10.000 L. Con este proyecto se evitarían, además, sobre todo en mujeres y niños, graves dolencias de la columna, causadas por las pesadas cargas que tienen que soportar para acarrear el agua, por largos y tortuosos caminos. Más adelante, una vez se disponga del agua pluvial, se desarrollaría un sistema para purificar el agua procedente del acuífero, que es abundante, pero no se puede usar debido a su salinidad y elevada concentración en minerales.

INFORMACIÓN

María Salus Infirmorum es una ONG laica y católica sin ánimo de lucro. Desde hace doce años dedican su vida a promover un futuro más digno en Kiongwani, poblado al este de Kenia en el que han vivido temporalmente.
Allí, la asociación ha podido constatar que las necesidades más urgentes son: asistencia sanitaria, educación, formación académica y provisión de agua potable y no potable. En estos años el principal objetivo ha sido proporcionar medios de trabajo para que ellos mismos progresen con su propio esfuerzo, pues en el poblado no poseían nada. Algunos de los proyectos realizados han sido:
• Taller de corte y confección
• Taller de forja
• Granja avícola, un silo y un molino
• Dotación de un tractor con remolque y arado
• Dotación de un todoterreno.
Una vez creadas las condiciones básicas para que la gente pueda trabajar y vivir de su trabajo, el proyecto más urgente era la construcción de un dispensario. El dispensario se construyó durante el periodo 2010 – 2011, sobre la base de los planos hechos, gratuitamente, por el arquitecto de Pamplona, Iñaki Diez Aguinaga y, con subvención del Gobierno de Navarra, expediente nº 79/2010. El dispensario está bien equipado. Tiene quirófano, radiología, ecógrafo, laboratorio clínico oftalmología, maternidad y ambulancia y es asistido por personal local, médico y enfermeras. Existe una farmacia para la distribución gratuita de los medicamentos necesarios para los que nada poseen. A pesar del progreso en la asistencia sanitaria, no se ha logrado disminuir las enfermedades causadas por el uso de agua no potable y altamente contaminada. La población más afectada por estas enfermedades, son los niños. Esta situación provoca enfermedades que podrían solucionarse si se consigue poner en práctica el proyecto que se presenta. La propuesta de este proyecto ha sido indicada por el personal sanitario, médico, enfermeras y la directora del dispensario. Al mismo tiempo, es una petición constante de todo el poblado debido a la carencia de agua, a la insalubridad de la misma y a las enfermedades causadas por el uso continuado de agua altamente infecta. Esta necesidad es constatada personalmente cada año por las misioneras y por los voluntarios que las acompañan.y

A destacar, las entidades colaboradoras que aportan regalos, dinero y su colaboración desinteresada para que este proyecto se lleve a cabo:

PREMIOS SOLIDARIOS 5 de abril

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RECIENTES

  • Crítica literária
  • Comienza el Adviento
  • Día por la eliminación de la violencia contra la mujer
  • Vocación de maestros